protagonistas en lugar de víctimas

Seamos protagonistas en lugar de víctimas

Y si decidimos ser protagonistas en lugar de víctimas… Dejaríamos de perder el tiempo culpando a los demás, y tendríamos energía para diseñar la vida que queremos vivir!