Acaso no amas quejarte?

Es tan sencillo hacerlo, y entre más lo haces, mejor te vuelves. Y si de verdad quieres ser todavía mejor, asegúrate de asociarte con otros quejumbrosos.

Pareciera ser que entre más te juntes con quejumbrosos, más te quejas. El arte de quejarse parece alcanzarte, porque no importa a dónde vayas, siempre puedes oír a otras personas quejándose.

Entonces, ¿Por qué el arte de quejarse es tan prevalecedora?

Bueno, el hecho es que es más fácil quejarse que aceptar la responsabilidad por aquello que pueda estar mal en tu vida.

   

Sonrie

Sonrie

Si aceptas la responsabilidad de algunos de tus errores, entonces tendrías que realizar acciones que cambien los eventos de tu vida. 

    Ahora, ¿Por qué habrías de querer hacer eso? La realidad es ésta, puedes cambiar lo negativo y volverlo positivo solamente si decides hacerlo.

 

Nadie te obliga a ser negativo, ni tampoco a ser positivo. La decisión es tuya, y solamente tuya. Si realmente quieres cambiar tu vida para mejorarla, entonces necesitas aceptar el principio básico de que depende de ti!.

[Byron Pulsifer]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>