De qué tenemos miedo?

A qué nos estamos aferrando?
De qué tenemos miedo?

A fin de cuentas no es todo esto un sueño? un juego? una ilusión?

Respiramos el mismo aire, nos bañamos en el mismo mar, regresaremos a la misma tierra, bailamos bajo el mismo sol…Que nos hace creer tan especiales? A cada instante hay algo inmenso que nos dice «tu y yo somos uno» todo está conectado.

El camino del amor es tan estrecho que no deja espacio para dos.

Como hace una gota de agua para mantenerse como tal sin secarse ni evaporarse?

Se sumerge en el océano.Las almas no tienen sexo, raza, religión, nacionalidad… son simplemente almas, la forma más pura del amor.

No somos seres humanos atravesando una experiencia espiritual, somos seres espirituales viviendo una experiencia humana.

La decisión de formar parte de la energía creadora depende de cada uno, y no para provecho personal sino por las fuerzas del universo mismo.

Solo entonces sentiremos pasión por este juego divino llamado vida. Como el río con el mar, todo en la creación desea fusionarse, hacerse uno con la totalidad.

Eso es a lo que llamamos amor.

 

Ignacio Escribano

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>